Recorrido por la historia del teatro: su importancia para las relaciones sociales en la historia

06/04/2020

historia del teatro

Ese lugar de interacción social al que volveremos muy pronto

Todo arte responde de un modo más o menos consciente a una interacción social. Se trata de expresar, de comunicar, de trasformar y, por ello, siempre hay alguien a quien es dirigido. En la historia del teatro esto es muy claro, ya que su finalidad es la puesta en escena, en la cual los espectadores están presentes en el mismo momento del acto teatral.

Pero además, el teatro ha sido siempre un acto social, un punto de encuentro al que las personas acuden, en el que interaccionan y en el que desarrollan sus relaciones con los demás.

Un recorrido por la historia del teatro

Los orígenes del género teatral, no del todo clarificados, ahondan en las en raíces de las sociedades humanas y estarían vinculados a ritos paganos asociados a la danza y a la naturaleza. Estas escenificaciones colectivas representarían una interpretación primitiva del mundo impregnada de creencias de tipo religioso. 

De entonces hasta ahora, mucho ha cambiado, pero también mucho se mantiene. Y una de esas constantes en la historia del teatro ha sido la dimensión social del arte escénico.

Teatro griego y romano

El momento en el que podemos hablar con certeza de teatro es el  V a.C. en Atenas, pues es entonces cuando los grandes trágicos griegos, Esquilo, Sófocles y Eurípides, marcan las características fundamentales del género literario según lo conocemos.

En aquella época y también en la romana, el teatro forma parte de la vida social quedando asociada a concursos y festividades. Las representaciones teatrales son un elemento emotivo principal en celebraciones religiosas y festivales de carácter popular, que se convierte cada vez más en una forma de entretenimiento colectivo.

La comedia romana, con Plauto y Terencio, se abre paso, y tras ella el mundo de espectáculo y la distracción: gladiadores, carreras de cuádrigas, juegos circenses... El teatro clásico termina decayendo con la desaprobación  y persecución desde la Iglesia católica.

Teatro medieval

Mientras en las calles continúa un teatro juglaresco y ambulante que divierte y mantiene la trasmisión oral, el teatro medieval principal mantiene su vínculo con el culto religioso. De hecho, la propia misa será una forma representativa a partir de la cual se va formando el teatro religioso de la época.

Poco a poco, los elementos profanos se irán añadiendo y las representaciones pasarán de la iglesia a otros lugares públicos.

Teatro del Siglo de Oro

Con el Renacimiento resurgen las obras clásicas a partir de las cuáles se desarrolla un teatro muy fecundo al que pertenecen grandes dramaturgos españoles como Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina o Calderón de la Barca.

En estos momentos, el teatro adquiere una gran relevancia nacional  y las representaciones forman parte de la vida cortesana. Se plantea para el arte dramático una función clave al interés de las clases dominantes como aparato ideológico que aprovecha las necesidades sociales de ocio en las urbes.

Así, se profesionalizan las compañías y nacen los corrales de comedias en los patios vecinales, cuya gestión estaba en manos de las hermandades. También se va pasando de un interés en el didactismo de las obras a su capacidad de generar diversión y el avance tecnológico permite representaciones donde el espectáculo de tramoyas se vuelve protagonista. 

Teatro moderno y últimos pasos

Las transformaciones en la vida social y política que van teniendo lugar en los siguientes siglos, desde la revolución industrial, hasta diversos avances en tecnología definen nuevos modos de entender el teatro y otras expresiones artísticas. Dan como resultado formas renovadas que siguen siendo canales para mostrar la realidad social y abren paso a una enorme diversidad.

En la historia del teatro, la llegada del cine y de la televisión, y más actualmente las nuevas tecnologías, pueden verse como puntos de competencia, pero también como nuevas oportunidades para investigar y hacer evolucionar el arte escénico

Parece cierto que vivimos cada vez más aislados y somos más individualistas, pero sin duda, al teatro todavía le queda recorrido. Es quizás ahora, cuando tenemos que quedarnos en casa, cuando más consciencia estamos adquiriendo del valor de las relaciones sociales, de los centros de encuentro, de la dimensión social del teatro. Y queremos que siga presente haciéndonos reflexionar sobre las realidades sociales y siendo parte de nuestra vida social. 

De momento, recuerda que puedes continuar tu pasión por el teatro desde tu salón con nuestro artículo anterior: Obras de teatro por Internet: sigue disfrutando del teatro desde casa. Y pronto podremos regresar al teatro como el acto social que conocemos.

Cancelado el Circuito de Teatro Universitario Andaluz 

Como consecuencia de los efectos de la pandemia del COVID-19 en nuestra comunidad autónoma, las universidades andaluzas, siguiendo las directrices del Gobierno de Andalucía, han suspendido todas las actividades docentes y culturales por el periodo que se mantengan las citadas directrices.